Lifting, concepto y manejo del cliente inconforme

Lifting, concepto y manejo del cliente inconforme

Publicado: 17 diciembre, 2021


El término lifting facial carece de una definición determinada, pues tiene diferentes significados para diferentes personas incluyendo pacientes y cirujanos. Se puede buscar en Internet y, solo para nombrar algunos, son:

  • -          Lifting facial completo
  • -          Lifting facial moderado
  • -          Lifting facial endoscópico
  • -          Estiramiento de cuello
  • -          Lifting con relleno
  • -         Lifting con sangre propia
  • -          Lifting con hilos
  • -          Lifting rápido
  • -          Mini lifting
  • -          Lifting por estilo de vida
  • -          Lifting con células madre
  • -          Lifting con dentadura postiza

El mercadeo inescrupuloso y la promoción han asignado la palabra “lifting” a cualquier procedimiento que puede o no estirar la cara. Si un procedimiento estira la cara (apenas unos milímetros), ¿debería ser llamado lifting? Muy a menudo no. Cuando cualquiera usa el nombre, atrae la promoción. Con mucha frecuencia estos Liftings “especiales” son procedimientos simples, básicos, con algunos giros en partes del procedimiento. En la experiencia de algunos cirujanos, estos tipos de liftings quirúrgicos intentan eliminar partes integrales del procedimiento clásico. Esto debe deberse a que quienes lo practican carecen de la experiencia para hacer el lifting clásico (incluyendo el sistema musculoaponeurótico superficial – SMAS, por sus siglas en inglés-, manejo de platisma y SMAS) o el lifting abreviado puede ser promovido como “más fácil” “avance médico” “recuperación más rápida” “más accesible” y así continúa. Por desgracia. Ello confunde al público y tiende a acarrear opciones deficientes, además de la decepción hacia el cirujano.

El problema principal con la exageración de mercadeo es que el paciente no se hace los procedimientos estándares. Como cualquier cosa en la vida, si suena muy bueno para ser cierto, probablemente lo es. Si la palabra “lifting facial” se estandariza, representaría la ritidectomía cervicofacial clásica, que es un nombre inapropiado. Ritidectomía significa “eliminar las arrugas” y realmente no es lo que hace el lifting facial. La palabra, sin embargo, ha resistido el paso del tiempo y suele definir un procedimiento con incisiones delante y detrás de la oreja.  Así como en la región submentoniana. El procedimiento clásico abarca indeterminados cortes de longitudes diferentes en varios planos de tejido. Manejando el tejido adiposo a través de varios procedimientos, tratando el SMAS o los tejidos profundos para proveer suspensión profunda y haciendo escisiones en la piel sobrante. 

Si el autor Niamtu tuviese que definir “lifting facial” lo llamaría “procedimiento de suspensión y escisión con disección insicional”. El procedimiento de incisión, disección, suspensión, escisión es a lo que Niamtu llama “lifting facial exhaustivo”. Debido a que el procedimiento afecta al cuello más que a la cara, también prefiere referirse al procedimiento como “lifting de la cara y cuello”. De otro modo, puede que los pacientes no entiendan que un “lifting facial” también mejora el cuello.

¿Qué hace el lifting facial? 

Es de gran importancia que los cirujanos y pacientes entiendan qué hace y qué no hace un lifting facial. En el sentido más básico, un lifting facial  mejorará la laxitud de la piel y el tejido profundo desde la porción más baja de la cara hasta las clavículas, sin tener ningún cambio significativo en el centro oval de la cara.

 Fig.: En esencia, un lifting facial mejora la laxitud del tejido de las áreas sombreadas con rosado, menor efecto en las áreas sombreadas con amarillo, y no tiene impacto en las áreas sombreadas de azul.



Lidiando con el paciente inconforme

Todo cirujano cosmético tendrá a pacientes inconformes de vez en cuando. Dicha situación se puede deber a una complicación, una evolución inesperada o a un paciente que simplemente tenía expectativas irreales. Un paciente molesto o inconforme puede molestar tu mundo desde muchos aspectos. Primero que nada, la mayoría de los cirujanos cosméticos se preocupan por sus pacientes, evolución y reputación; se lo toman de manera personal cuando las cosas no salen bien. Segundo: la cirugía cosmética electiva es suelo fértil para demandas. A pesar de que el médico gana la mayoría de estas, puede ser humillante, consumidor, costoso y estresante. La mejo forma de estar libre de demandas es hacer que todos los aspectos de la experiencia del paciente protejan la práctica. La deficiente documentación es una de las condiciones más frecuentes que conllevan demandas. 

Aunque consume tiempo, una documentación precisa es crucial, y aquí es donde tu personal puede asistirte. El proceso de consentimiento informado debe ser muy exhaustivo, y estos documentos deben ser dinámicos. Con esto quiero decir que las planillas de consentimiento informado deben actualizarse continuamente para proteger la práctica. Cada vez que sientas que tu consentimiento tiene todo cubierto, algunos pacientes encuentran una nueva manera de quejarse diciendo que no estaban al tanto de una situación determinada. Actualizar tu consentimiento ayuda a protegerte. Literalmente, necesitas hacer un esfuerzo para pensar en las situaciones más inusuales que se puedan

presentar y reflejarlas en el consentimiento. Si tu o tu personal ven banderas rojas con un paciente, no lo operen. Escoger a los pacientes adecuados tiene mucho que ver con el éxito (figura)